La pandemia de COVID-19 supuso un antes y un después para todos/as. Tuvimos que adquirir nuevos hábitos, como por ejemplo llevar puesta la mascarilla durante largos períodos de tiempo. Al principio se nos hacía difícil, suponía una barrera a la hora de relacionarnos y no estábamos del todo cómodos/as. Sin embargo, poco a poco nos acostumbramos tanto, que hoy en día deshacerse de ella puede suponernos una dificultad.

 

¿En qué consiste el “síndrome de la cara vacía”?

 

Antes de nada, debemos resaltar que el síndrome de la cara vacía no se trata de un diagnóstico, sino de un conjunto de reacciones que surgen ante esta nueva normalidad. Entre ellas, se encuentran el miedo y la inseguridad ante la posibilidad de contagio, o bien ante la exposición a los demás.

Durante prácticamente dos años la mascarilla nos ha servido de “escudo”. Nos aporta sensación de seguridad ante el contagio del COVID-19, y también es posible disimular nuestros complejos, expresiones faciales, etc.

Por todo ello, su desaparición puede provocarnos una sensación de falta de control, así como hacernos sentir más vulnerables ante la mirada de los otros, o la posibilidad de contagio. Es probable que también se den pensamientos recurrentes que giren entorno a estas cuestiones.

Este conjunto de síntomas se identifica con la ansiedad, aunque no constituyen una etiqueta diagnóstica en sí. Se trata más bien de una reacción normal, que se explica en gran parte por la habituación a la mascarilla, acompañada de los momentos de incertidumbre y estrés que hemos vivido.

 

Algunos consejos para combatirlo:

 

Lo primero a tener en cuenta es que se trata de un cambio, y como todo cambio es aconsejable que se realice de manera progresiva y, sobre todo, flexible, no forzarlo. Podemos hacer pequeñas aproximaciones como quitárnosla en espacios abiertos. Quizás también nos ayude hacerlo ante personas de confianza, donde nos sintamos seguros. Es importante que nos escuchemos a nosotros mismos, y que respetemos nuestro propio ritmo.

Si sientes que alguno de estos síntomas te está afectando y te preocupa que influya en tu vida diaria, recuerda que puedes pedir cita para una entrevista gratuita en info@lapuertaazul.net o en el 634 505 585

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto el tratamiento de mis datos para la publicación del comentario.

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: LA PUERTA AZUL PSICOLOGÍA, S.C.
  • Finalidad: mantener una relación comercial y envío de comunicaciones de productos o servicios.
  • Legitimación: por consentimiento del interesado (art. 6.1 GDPR).
  • Destinatarios: LA PUERTA AZUL PSICOLOGÍA, S.C.
  • Derechos: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad