Entendiendo a los adolescentes

Desde que nacen nuestros hijos e hijas, nos necesitan. Cuando son bebés, no pueden satisfacer las necesidades más básicas sin ayuda. Según van creciendo, son capaces de realizar solos cada vez más tareas, pero aun así nos siguen necesitando para aquéllas más complejas: atar los cordones, preparar la comida, resolver problemas amorosos… Sin embargo, al llegar a la adolescencia se produce un cambio brusco; de repente. nuestros hijos/as, no quieren que les solucionemos ni les apoyemos en las dificultades que(…)

LEER MÁS